LOS PIOJOS TAMBIÉN SE DIVIERTEN EN LOS CAMPAMENTOS

Con la nueva llegada de campamentos, ludotecas, momentos de esparcimiento y juegos en estos lugares. Los piojos encuentran el hábitat perfecto para colonizar nuevos huéspedes, en cabecitas limpias, sin superpoblación, calor, sudor, cambios hormonales, falta de un lavado correcto…. Y sobre todo sin un control exhaustivo durante el período que duran estas minivacaciones de niños y adolescentes.

Llega el buen tiempo, el calor y por fin vacaciones escolares después de un duro año escolar tras las nuevas adaptaciones e incertidumbre con la que se comenzó el curso 2020-2021.

Y nuestros niños y adolescentes están deseando como todos volver a la normalidad que conocían.

En estos tiempos esta claro que todos hemos aportado nuestro granito de arena colaborando en frenar esta situación, que nos ha hecho modificar nuestra forma de vida y relacionarnos. En especial a los de más corta edad.

Pero hemos recibido con mucha alegría los pasos positivos que nos hacen tener nuevas ilusiones. Entre ellas están la vuelta de los tan ansiados CAMPAMENTOS DE VERANO, LUDOTECAS, etc…

Momentos de diversión, aprendizaje, esparcimiento y socialización que con tantas ganas esperan unos y que otros disfrutarán por primera vez.

En muchas ocasiones, llega a nuestros oídos como centro especializado en eliminación de piojos y liendres que:” los piojos con la pandemia y el distanciamiento han desaparecido”.

Os indicamos, que para nada se está en lo cierto con este pensamiento. Los piojos, siguen estando en nuestra sociedad, en nuestras vidas y continúan transmitiéndose y reproduciéndose de la misma forma que lo hacían hasta ahora. Son supervivientes natos.

Puede que los contagios hayan bajado algo de forma puntual en los más pequeños, pero de la misma forma hemos detectado que han aumentado en adolescentes, siendo éste un indicador de contacto más cercano.

Con la nueva llegada de campamentos, ludotecas, momentos de esparcimiento y juegos en estos lugares. Los piojos encuentran el hábitat perfecto para colonizar nuevos huéspedes, en cabecitas limpias, sin superpoblación, calor, sudor, cambios hormonales, falta de un lavado correcto…. Y sobre todo sin un control exhaustivo durante el período que duran estas minivacaciones de niños y adolescentes.

Los piojos, sobreviven sobre la superficie de una piscina unas 2 horas aproximadamente, las toallas se comparten, al igual que cepillos, peines y gomas a veces jugando. Sabemos que en sacos de dormir y sábanas el piojo puede vivir fuera de una cabeza hasta 48 horas, con lo que si se comparten confidencias y minicharlas antes de dormir es más sencillo sufrir una infestación.

Nuestros peques y no tan peques, están dispuestos a pasar unos días disfrutando y por lo tanto debemos ser conscientes de que no pueden estar pendientes de no juntar las cabecitas o compartir elementos de ropa cuando les apetezca, que puedan propagar un contagio. Simplemente nuestros chicos se desiniben.

Sería muy recomendable, revisar la cabecita de vuestros hijos e hijas antes de salir hacia unos días de campamento y repetir la operación de revisión a la vuelta de los mismos.

En el caso de campamentos urbanos o ludotecas, podríamos decir que no estaría de más hacer revisiones periódicas.

Es fácil y rápido pasar una lendrera para revisar las cabezas y dejar que disfruten sin estar con incómodos picores. U optar por la utilización de productos preventivos como champús, lociones desenredantes y sprays textiles naturales y sin químicos disponibles en el mercado con muy buenos resultados y que pueden llevar en pequeños envases para su utilización durante estos períodos de tiempo.

Otra alternativa si no estás muy seguro de cómo hacerlo, es ponerte en contacto con un centro especializado y solicitar información telefónica. Estaremos encantados de poder ayudarte.

 

0
Feed

Dejar un comentario