¿RECONOCES UN PIOJO?

Primero entra un piojo adulto en la cabeza.  Éste deposita las liendres o huevos de color dorado cerca de la piel para que con la temperatura constante y el grado de humedad del cuero cabelludo se puedan incubar. Las liendres nacen aproximadamente a los siete días de su puesta dando lugar a las ninfas y tienen una cáscara tan dura que impide a los pediculicidas que puedan atravesarlas.

 

Los piojos, son fácilmente reconocibles en una cabecita. Si ves algo parecido a un mosquito alargado, pero sin alas, que no salta y corretea entre el pelo con seis patitas deberás estar atento.  

Los piojos viven una media de entre 33- 35 días. Cuando son adultos tienen una agilidad increíble para moverse sin caerse gracias a la terminación de sus patas en forma de pinza.

Suelen encontrarse en la raíz, salvo que haya superpoblación. Es entonces cuando se desplazan a otras zonas más alejadas, para depositar sus huevos y continuar reproduciéndose.

Los piojos durante su ciclo de vida, sufren varias trasformaciones o mudas.

Primero entra un piojo adulto en la cabeza.  Éste deposita las liendres o huevos de color dorado cerca de la piel para que con la temperatura constante y el grado de humedad del cuero cabelludo se puedan incubar. Las liendres nacen aproximadamente a los siete días de su puesta dando lugar a las ninfas y tienen una cáscara tan dura que impide a los pediculicidas que puedan atravesarlas.

Normalmente, las liendres están tan pegadas por el efecto pegamento de la quitina. Haciendo que sea una auténtica odisea quitarlas.

Deberás, utilizar una lendrera metálica de buena calidad y mucha paciencia para quitarlas todas. Te recordamos que cada hembra puede depositar entre 8 y 10 liendres al día.

Pasados estos días el huevo se abrirá dando lugar a una ninfa. Que es un piojito casi inapreciable que apenas se aprecia dependiendo del color del pelo, ya que es casi transparente.

Las ninfas se pasan el día alimentándose con el fin de crecer y poder llegar a la fase de madurez, para continuar reproduciéndose.  Mientras están en esta fase, son mucho más frágiles debido a que su exoesqueleto aún está en fase de crecimiento.

Una vez que consiga llegar a adulto, su color variará volviéndose de un tono marrón o incluso casi negro.

Si a pesar de nuestra información tienes alguna duda, o no sabes como afrontarlo. Te aconsejamos contactar con profesionales especializados en un Centro Especializado en Pediculosis cercano a tu localidad y te podrás olvidar de los piojos, de una forma rápida y eficaz.

0
Feed

Dejar un comentario